jueves, 6 de marzo de 2008

CARTA AL DINERO

Es timado señor Don Dinero:

Lamento el principio de la carta: A usted, querido amigo, le han estafado.

Maldicen de usted que aturde al sabio, que encumbra al sin virtudes, que nubla los sentidos. Y, aún más, que engaña. Por una módica parte de usted demostraré todo lo contrario. El primer engañado es usted y me temo que el último en saberlo.

Partamos del principio, como Arquímedes.

Desde muy joven bañado en oro, nació usted con la ilusión de evitar los cabreos  de los babilonios; esos que, a toda costa, querían cambiar sus cabras por lo que necesitaban de, por ejemplo, los persas; aunque, después, algunas eran reacias a caminar y hubiera que cargarlas en brazos, dando lugar a cabreos persistentes.

Durante siglos se probó, por ejemplo, que el más infeliz, aliado con usted, llegó a ser un gran señor feudal tonto ¡Y la lista de reyes bobos que promovió usted! También logró que alguna dama que estaba muy bien, pero en mala posición financiera, pasara con su ayuda a estar mejor, si bien tuvo que practicar otras posiciones no financieras.

Pasó el tiempo y demostró usted paciencia y señorío con los de lumbares tiernos. Aquellos que, al tener que cargar con más de diez kilos de sus células madre, las monedas, decidieron contarle y convertirle en numeritos de un papel protagonista de relatos de dos líneas con personajes como El portador o quizá alguien conocido.

Le digo que ahí estuvo usted demasiado permisivo, don Dinero, y perdone, pero no todo ha de ser coba y enjabonado. En cuanto usted se pasó al documento y al apunte, se lió la gorda. Baste como ejemplo decirle que en el siglo XXI hay máquinas que dicen de usted que va sin moverse mil veces de un lado a otro en un solo día; y, encima, se llaman ordenadores. No saben lo que hacen, se lo aseguro.

Intente que le devuelvan el respeto. Hágase notar. Vuelva a sus orígenes, en los cuales, desde una bolsita cosida a los riñones, una faltriquera, se derramaba usted como el agua fresca, de mano a mano.

No reniegue, que no es mi intención, de sus familiares jóvenes, el cheque y el pagaré, pero llámeles a la orden: Cuanto antes se pongan al corriente con las cuentas, mejor. Le recomiendo que cuide su salud, su entereza para no ser un ser fraccionado. No permita que le cambien sin parar, pues se quedaría descompuesto, o sea suelto.

Por último, si se siente solo, no dude en venirse conmigo las veces que usted considere oportunas, por muchas que le parezcan. Créame así, como le hablo don Dinero, sin tapujos, totalmente al descubierto, que es cuando más le echo de menos.

Sevilla, a jueves, 6 marzo 2008

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Estupenda tu carta al dinero, te dejo otra:

LO QUE NOS UNE

SOMOS TU PARTIDO POLÍTICO
PARA LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

Porque, igual que tú, queremos:

1. Que todos los españoles tengan iguales derechos y obligaciones, sea cual sea la región donde vivan o residan circunstancialmente.

2. Recuperar para el Estado las competencias de educación y fiscalidad, para asegurar los mismos derechos, incluidos los lingüísticos para todos los ciudadanos.

3. Que los partidos nacionalistas dejen de condicionar y coartar el presente y el futuro del conjunto de nuestro país.

4. Reforzar la separación de poderes, de modo que jueces y fiscales no actúen como delegados de los partidos políticos.

5. Conseguir un sistema electoral más representativo, unas instituciones más transparentes y unos partidos más respetuosos con la democracia.

6. No tener que elegir entre una derecha y una izquierda sectarias y antiguas, incapaces de entenderse para defender los intereses comunes de los ciudadanos.

Rosa Díez al Parlamento
UPyD - Unión Progreso y Democracia Web

Gabriel dijo...

¡Madre mía!
No sé quién eres, obviamente, anónimo, pero me ha sorprendido que utilices nuestro blog para promover vuestro partido.
Preferiría que, en el futuro, hablaras con nosotros de Literatura, sin "momentos campaña electoral".

Isa dijo...

Gabriel, yo también digo: ¡madre mía!
Con lo hartos que estamos algunos del "bombardeo" diario, y con lo que nos gusta sumergirnos en éste, nuestro espacio, para desintoxicarnos, ¿cómo hay quien no puede desconectar y ver, y disfrutar de otra forma de relacionarse, sin que la politica asome?

Gabriel dijo...

Bueno, Isa, animémonos pensando en que ciento dieciséis millones de españoles que ven nuestro blog justifican que se use el mismo como espacio electoral, gratuito y universal.
Sólo espero que no haya broncas o malos humos: Ni con el pretexto de las elecciones ni con ningún otro.
Aquí todo el que viene con buen humor es bienvenido.

Isa dijo...

Muy bien, compañero, di que sí. Por cierto, tu "Carta Al Dinero" me ha gustado mucho, que antes, con la sorpresa no te lo dije. Me encanta eso de: "células madre, las monedas" o "descompuesto , o sea, suelto". Esas frases son tus señas de identidad para mí, en este texto.

beli dijo...

No hay duda que el banquero, se siente un poco poeta, y que le quiere decir al dinero,bajito y sin sorpresas, todo aquello que piensan, miles de pobres curritos. Todos darían por dicho, lo que ha dicho aquí el banquero "vengase usted conmigo, añorado don dinero".


Me gusta y me sigue provocando la envidia(¡¡¡envidiosilla que es una!!!!)

charo dijo...

Me ha encantado. Creo que aunque es imposible, se intenta por lo menos quitarle las tonterías al dinero.