lunes, 26 de mayo de 2008

TIENE SENTIDO.

Mujer, amiga cierta de mis urgencias.

Mujer, que aunque se ría enseña los dientes.

Mujer con o sin pantalones, mujer valiente.

Mujer pasión, mujer locura y paciencia.

 

Tu hombre quiero ser de noche y de día.

Tu hombre sólo días pares e impares.

Tu hombre, invierno al sol, primavera fría.

Tu hombre a pesar de todos los pesares.

 

Nosotros, dos por dos mirándose en claro.

Nosotros, sin que quepa veneno alguno.

Nosotros, sin pudor, sin ningún reparo.

Nosotros, este par que se siente uno.

 

Amanecer de oscuro, al sol que ha salido.

Amanecer, rodando por tu cintura.

Amanecer, contigo, tiene sentido.

Amanecer: tu beso, mi amor, mi cura.



5 comentarios:

Isa dijo...

Tiene, tiene sentido; tiene todo el sentido, y en realidad el amor es lo que da sentido a la vida; porque está o porque se fue. O tal vez por la emoción inigualable del reencuentro con todas esas sensaciones. Muy bonito.

Gabriel dijo...

Gracias, Isa. Mi valoración del poema es la contundencia de su idea principal, en la que coincido contigo y, afortunadamente, con el título.
Besos.

Loli dijo...

Está muy bien lo directo y duro que es, pero por otro lado, esos nombres tan genéricos de "mujer", "tu hombre" se me hacen lejanos y extraños, como despersonalizados a pesar del fuerte apasionamiento del poema.
Me volví a salir del tiesto.

Gabriel dijo...

Aquí no hay tiesto que se pueda romper ni comentario fuera de él.
El poema, aunque siempre se van de las manos los versos juntos, quiere precisamente descaramelizar la cosa de hombre y mujer. Que se rescate saber en qué andamos.
Propongo, como prueba y desafío, mirar a los ojos a la pareja un minuto. Ni más ni menos. A la espera quedo.
Besos varios.

inma dijo...

Para mí tiene sentido tal cual. Ser hombre, ser mujer, ser persona que comparte con el oto/a días y experiencias y no necesitan ni hablarse para entenderse. Me gusta esa declaración de amor.