domingo, 16 de noviembre de 2008

¿nos damos un paseillo?







¡Hola amigos!, soñadores de palabras y magos de las historias. Ayer estuve paseando por la ribera del Huéznar. Está sencillamente hermosa, cargada de color, de unos verdes imposibles de ser soñados por el mejor de los pintores. A cada lado de la carretera, una estampa que llenaba mis pupilas y otorgaban a mi espíritu una hermosa melodía de paz y felicidad. Puedo pareceros noña, tal vez, pero ayer fue un precioso día de otoño, que quiero compartir con vosotros a ver si nos animamos y hacemos nuestro próximo encuentro entre esas oleadas de color. Voy a intentar dejaros alguna de las instántaneas captadas por mi cámara. Espero que os gusten y que os haga sentir la necesidad de estar allí.

7 comentarios:

LaRubia dijo...

Ay por favor, paseadme, paseadme... Hace años conocí este mágico lugar y para mí que es un gusto reencontrarme con él.

Gabriel dijo...

Eres nuestra Magallanes, con mogollones de vistas preciosas.
Gracias por compartirlas.
Besos viajeros.

Isa dijo...

¿Quién se niega a ese paseo, con las postales preciosas que nos regalas? Además, la compañía bien lo merece. ¡El cuadrante que cante!

lorenzo dijo...

A mí me encantaría un picnic en ese paraíso que nos enseñas y al solito de las emociones que nos describes.
Me apetece, de escapada, zambullirme en una de tus fotos.

Loli dijo...

La salida debe ser inminente después de las hermosas imágenes que Beli nos regala. Ya podéis ir señalando un fin de semana, pero no muy lejano.

beli dijo...

¿qué os parece el sábado próximo?...las hojas no creo que les quede mucho tiempo en los árboles.

Laura dijo...

Para nada ñoña. El paisaje es precioso.
Besos.