sábado, 6 de diciembre de 2008

Diciembre

Ha llegado el último mes del año, según el calendario, pero por Dios que no es el último mes en nuestros calendarios.
Diciembre trae sentimientos contradictorios, a unos la alegría de ver a sus seres queridos que viven más lejos, en cuanto a distancia, de lo que quisieran. A otros la pena de no poder recuperar para estas fechas a otros amigos o familiares que se marcharon para no volver.
Pero sobre todo hay a quien le gusta hacer lista de lo no hecho, de lo pendiente por hacer, de los deseos... Y yo entro en ese grupo. Yo tengo mi particular lista.
Tengo a un amigo que lleva las mangas de los chalecos llenos de Ases, siempre dispuesto a mostrarlos boca arriba para sacar alguna artimaña de tahur y... ¡tachán! nos entra la risa.
Tengo una amiga que nació niña y niña se quedó. Hace disfraces y enseña a los niños la magia del teatro.
Hay una rubia de pelo rizado con aires de meiga que sabe hacer con un trozo de arcilla, un poco de acrílico, algunas palabras y sus recuerdos cuentos de hadas que viajan y ven mundos.
Otra nena grande tiene el buen saber hacer de mezclar hielo con amor, infancia en botas rojas y lápidas que se cierran sin producir miedo, lágrima ni escalofrío.
Tal otra también se ríe, del conejo de Alicia, reflexiona en los vagones de los trenes y no sabría decir si pinta palabras o escribe colores.
Luego llega la paz de la sabiduría. Los años le cubren los ojos, siempre dispuesta a oir lo estrictamente importante pues lo demás lo recibe desde el corazón y ya bien basta. Ella tiene un novio que se llama Guadalquivir. Se hace la remolona y no me lo quiere presentar.
Llega el terremoto que nos despeina el flequillo, a l@s que lo tenemos y l@s que no. Tu fuerza, esa tormenta de mar entre las manos, de te quieros sin pedir nada a cambio, de guitarras prestadas y vino dulce cerca de la chimenea. Es el Rey Baltasar de su propio patio que huele a jazmín y dama de noche.
Servidora poco tiene que decir de sí. Que también tiene deseos pendientes pero el que encabeza la lista es uno de dice "por favor estrella no dejes que esta lista se pierda, se acorte o se olvide"

Mi deseo... mi deseo para vosotros es que nunca os falle la musa, que las palabras os vengan a miles, tantas que sea más fácil recogerlas bajo la cama que abrir las ventanas para que se las lleve el frío.
Este no es el final, es el principio. El principio de un bucle infinito.

9 comentarios:

Gabriel dijo...

Que, por favor, no se enfade ningún cielo porque una rubia atrevida se ha traído un pedacito al papel de Paraleernos: Ha sido para compartirlo.
Gracias, muchas gracias.

beli dijo...

no puedo decite nada, porque tú todo lo has dicho

Es la más bella editorial que nunca he leido.

El alma, se me ha estremecido a poquito, a trocitos, a pequeños bocaditos de sorpresa

Hermoso, sin más. Tú lo has dicho todo

Gracias por estar aqui, haciendo tu lista

Antonio dijo...

Muy bonito, de verdad, me llega al corazón.
Siento envidia, me gustaría llegar a escribir algún día algo que tan sólo fuera la mitad de bonito que eso.

Paquita dijo...

bello relato de verdad, doy la razon a Antonio por decir que quien pudiera disponer de imaginacion y sensibilidad tan hermosa, sencillamente me ha entusiasmado. Un beso de. Pquita

Isa dijo...

Acabo de llegar de El Rompido y no imaginaba esta sorpresa que aguardaba aquí, paciente, esperando un comentario que no puedo reprimir, aunque un café se me enfríe en la mesa.
Me has emocionado, compañera. Tras la primera de tus descripciones, he pensado: "¿será Gabriel?" y me he contestado antes de seguir leyendo: "¡anda que yo...!"
Pero he seguido con la lectura y lógicamente no ha habido lugar para la duda.
Ha sido precioso lo que no has escrito, y te doy las gracias por la emoción que me has hecho sentir.
Precioso editorial de una rubia con los ojitos de cielo, con raíces marineras, que ha tejido redes con cada uno de nosotros, extendiéndolas al sol, junto con nuestros sueños.
Un beso.

LaRubia dijo...

Que os hayais sentido identificados y os haya gustado me siento más que satisfecha. Eso es lo que tienen los regalos de Reyes anticipados: que se disfrutan por más tiempo.
Gracias a todos.
Os quiero.

inma dijo...

Siento llegar tan tarde con mi comentario, pero mi alma toca el suelo y ni leo ni escribo pero hago propósitos de enmienda cada día. Yo soy de las que como a tí les gusta hacer balance al final de año para ...conocerme más, y hoy tú con tu pluma jovial me has sorprendido y estremecido con esa estupenda editorial.

lorenzo dijo...

Qué bien se siente uno tras este editorial, como en casa. Es precioso
lo que escribes, el regalo anticipado para cada uno de nosotros.
El enfoque de tu cámara es muy cálido. Eres una rubia-maga.

Loli dijo...

Te felicito por este editorial tan hermoso. Como he llegado la última, mis compañeros han dicho mucho de lo que yo podría decir. Alabo tu originalidad y tu buena memoria.A los demás, si leéis este comentario os digo que aunque parezca que no, sigo aquí con vosotros.