viernes, 12 de diciembre de 2008

Mientras hago la cama

Recorres mi espalda
con la yema de tus dedos, sacudo
las sábanas.

Vísteme con tus manos
mientras hago la cama.

5 comentarios:

inma dijo...

Preciosa imagen la de vestirse con las manos de otra persona ¡Siento el cosquilleo!

Loli dijo...

Qué cálido y cercano. Sería hermoso que nos envolviese la piel del otro cada vez que tuviésemos frío en el corazón.

Isa dijo...

Un momento bellísimo, amigo; con una carga erótica que he sentido revolotear las mariposas dentro de mi estómago. Para qué la ropa, teniendo cerca unas manos que confeccionan alta costura en las madrugadas.
Precioso. Un beso.

LaRubia dijo...

Qué bonito nene, qué bonito...

Gabriel dijo...

Aquí no puedo más que agradecer el hermoso poema y los comentarios, inmejorables.
Abrazos.