domingo, 27 de febrero de 2011

PUESTA DE SOL EN ALCALÁ

Me ha apetecido colgar esta foto, tomada desde la ermita de San Roque. Me gusta esta puesta de sol, aunque es cierto que la cámara no ha podido captar la belleza de la luz que contemplábamos en ese momento. Alcalá aparecía cubierta por un manto traslúcido de color albero; el sol, acariciándola, acariciándonos, y despidiéndose (ya sabéis: la caricia que se sabe última, se guarda en lo más profundo).
Fue un momento bello. Porque los momentos compartidos en la mejor compañía, se quedan con nosotros. Lástima que no siempre haya una cámara que los inmortalice.

3 comentarios:

paquita.online@gmail.com dijo...

Bonita foto Isa, y mejor descripcion la que haces del momento amiga eres pura poesía te felicito, yo ando ultimamente baja de forma y no me apetece escribir pero sí leeros. un beso con cariño.

Gabriel dijo...

Estoy con Paquita: hermosa foto y preciosa forma de presentarla para compartir.
Un beso.
Y a ti, Paquita, otro beso fuerte y ánimo, que los inviernos se derriten a la primavera de cambio.

beli dijo...

Ya sabéis, no siempre la cámara fotográfica es capaz de captar toda la belleza de un momento tan íntimo, tan bello, tan hermoso como es esa "última caricia", cálida y envolvente del atardecer.

Desde luego, lo mejor de todo tú descripción de ese momento.

Besitos primaverales

p.d.- ¿pá cuándo ese ensayo?