lunes, 3 de marzo de 2008

EDITORIAL DE MARZO

Cinco personas comparten una tarde de marzo en la Plaza del Salvador. Las breves notas de una guitarra piden unas monedas.
"He dicho buenas tardes", dice el camarero que acaba de dar las buenas tardes.
Una bandada de palomas levanta el vuelo para volver a posarse.
"¿Es más fácil educar a un adolescente o a un niño?". Es la vida. La plaza hierve. Hombres, mujeres, niños. Risas en círculo. Bebidas en la mesa. Miradas de complicidad. Las cinco personas deciden elegir cuál de ellas ha escrito el mejor relato del improvisado concurso del mes de febrero.
"-Ponemos un número a cada persona y después escribimos a su lado la puntuación.
-¿Del 1 al 5?
-No, del 1 al 4.
-¿Pero el 4 es más que el 1 ó el 1 es más que el 4?"
¿Diálogo de besugos? No, simplemente son de letras, con alguna excepción.
"BLACK HORSE". Caballo ganador. ENHORABUENA Isa. Ella se alegra. Los demás también. Empatía. Beli, atenta a la situación, obsequia a la ganadora con una creación propia. Doble premio, sin duda.
Un hombre de aspecto oriental pone en funcionamiento una y otra vez un perrito naranja de pelo ralo que no parece llamar la atención de los transeúntes.
"¿Qué piensa un pollo nonato cuando intenta romper el cascarón y no lo consigue?". Diez líneas máximo para el mes de marzo. Las cinco personas sonríen y aceptan el reto.
Así son ellas: cercanas, amables, soñadoras, creativas, decididas, sinceras y humanas. Cinco hormiguitas construyendo un sueño.

9 comentarios:

beli dijo...

Para que luego se diga. Si tuviesemos que dar un premio a la prontitud en entregar un editorial, sin ninguna duda, ese sería para tí. Al leerla he vuelto a verme allí sentada, disfrutando de una hermosa tarde primaveral, de las bonitas de verdad de Sevilla. Con aroma de azahar, vuelo de paloma, alborroto de gentes que se detienen a charlar un rato...El editorial es un magnifico acta de la reunión. No podía ser de otra manera, además está vivo como nuestro blog y como nuestras ilusiones por hacerlo crecer día a día. Sueño hermoso el nuestro ese de llenar el mundo de hermosas palabras. Y cuando el sueño se comparte...éste se engrandece. Precioso y rápido editorial.¿Qué tal si le añadieses un dibujo tuyo, claro está?

Isa dijo...

Siento, al leer este editorial, una voz suave, cálida, que como acompañando el transcurrir de un apacible sueño, me invita a recrearme en momentos, en sensaciones vividas, para volver a sentir el regusto del momento feliz que fue esta tarde (también porque hiciérais ganador mi relato), pero muy por encima de eso, por sentiros cerca.
Tu editorial, Loli, ha sido un ejemplo de originalidad, de sensibilidad y de buen gusto. Mi enhorabuena y muchas gracias por esa nueva inyección para marzo. Un beso. Yo voto, como Beli, por un dibujo tuyo para el editorial.

Gabriel dijo...

Un editorial tan simpático como la reunión misma, a la que has fotografiado con palabras.
No has perdido un detalle, quizá porque supiste recoger, como una buena pintora, los apuntes justos en forma de sonrisa.
Un editorial amable y necesario, rompiendo con formas distantes. Muy bueno. Y muchas gracias.

beli dijo...

Gracias por regalarnos no solo esa editorial tan placentera y emotiva, sino tambien por ese tierno dibujo. Gracias, gracias,gracias.

Isa dijo...

Compañera, cuánto admiro lo que haces, lo que tu sensibilidad es capaz de formar. Ya lo sabes, yo sería incapaz. Será por eso que tanto valoro tus manos. Precioso el dibujo y más la paloma. Gracias, guapa.

Loli dijo...

Gracias a vosotros. Lo que se hace con placer no tiene mérito.

inma dijo...

Hola Loli:
Siento mi retraso, pero me ha gustado mucho el retrato con palabras de nuestra reunión. Es cálida como la tarde y propone el nuevo reto ¡He de ponerme a escribir sin más demora!

Mígue dijo...

He llegado aquí a través de Diáfana que de vez en cuando me guía por estos inescrutables caminos del ciberespacio hasta oasis como este. Es verdad que se siente uno en pleno Salvador. Fantástica idea la de este blog, me encanta. Paso a enlazaros y a buscar huecos para leeros. Un abrazo.

Benjamin dijo...

Ojalá cada uno de nosotros tuviéramos a nuestro lado un grupo de personas capaces de hacernos sentir como mecidos entre unos brazos cariñosos, cálidos y tiernos como vuestras palabras me hacen sentir.
El mundo necesita esta ternura.
Afortunadamente para mí sé de qué hablo.
Un fuerte abrazo a todos y a todas.