miércoles, 30 de abril de 2008

CONCLUSIONES

Ya no esperaré ansiosa la inspiración cada atardecer; toda hora es digna de ser deseada; cada hora posee el don para sorprender.

5 comentarios:

Gabriel dijo...

Una lección magistral de ganas de vivir. La filosofía y el arte de animar a que la sangre circule con ganas se juntan en tres líneas. Me gustaría bautizar como "pensamiento haiku" lo que has escrito. Antes de ello, te agradezco la capacidad de escribir lo que todos decimos estar pensando.

Isa dijo...

¡Vaya sincronía la que tenemos hoy! ¡Me escanta!

Laura dijo...

O de como aprovechar las oportunidades sin perder el tiempo esperando algo o alguien.

Isa dijo...

Laura, bienvenida a nuestro blog y gracias por participar en él.

Loli dijo...

No has podido escoger mejor tema para un blog como éste. Desde que he comenzado este curso no he podido dar tregua a la inspiración. Era obligado. Espero que me sirva para seguir así.