lunes, 12 de mayo de 2008

Foto: I. Orta


NADA IMPORTA


No importa
ni cuanto amastes
ni cuanto ames aún.

No importa
lo que fuiste.
Ahora,
sólo eres el monumento
al amor que un día fue,
y que sin fanfarrias,
ni cohetes,
ni guirnaldas,
ni carteles
se acabó.
Dijo adiós
y se marchó.

No importa
ni cuanto amastes,
ni cuanto ames aún.

4 comentarios:

Isa dijo...

Es verdad; no importa "ni cuanto amaste ni cuanto ames aún". No importa si partimos del punto de que por ello no cambiará la situación. Pero la huella que ese amor deja en el amado, incluso en el mismo amante para siempre, eso sí que importa.
Bonito poema. Me alegra tu vuelta.

Gabriel dijo...

El poema me hace temblar. Y, la verdad, no puedo compartir que no importe haber amado. Tanto miedo me da que me refugio en la respuesta de Isa, con la misma fuerza que el poema, avasallador e irreversible.

Un beso, Beli, que te echaba de menos.

Anónimo dijo...

Estas palabras reflejan la verdad de algo que me sucede, y aunque sigo luchando por que un último cohete sigua encendido para que no se marche........creo que está llegando el final.

Besos para ti.

Loli dijo...

mi comentario se fue galopando por el messenger