domingo, 22 de junio de 2008



Corazón nuevo




Se murió mi sueño,
aquel que acunaba
entre mis manos
en las noches y en los días.

Se murió mi sueño,
y en su lugar dejó
la semilla
de un corazón nuevo.

Se murió mi sueño,
sin avisar un día de enero,
ahora fabrico abrigos
con sus recuerdos y sus besos.

Se murió mi sueño,
y en su lugar dejó
la semilla
de un corazón nuevo.

4 comentarios:

Isa dijo...

Frescura de la foto que se une a un corazón que resurge...
...ESPERANZA. Esperanza por intuir que un sueño que se muere no es más que un fantasma que nos atormenta, y los fantasmas tienen su sitio muy lejos del nuestro. Así pues, seamos ordenados... ¡y a vivir!
Otro beso, fresco como una zambullida de esas que te cortan la respiración para después devolvértela inpetuosa y purificada.

Loli dijo...

Me gusta por su ritmo. Muy bien llevado. La verdad es que la nostalgia y tristeza en él a veces me puede, pero me alegra que termine con una puerta abierta a la esperanza.

inma dijo...

Coincido con Loli en cuanto al buen ritmo.
En el contenido...¿a quién no se le ha muerto algún sueño?
A mí se me ha muerto uno, pero no me ha dejado semilla de corazón nuevo, sino zurcido en el viejo.

Laura dijo...

Los sueños deberían durar siempre. Yo también tengo sueños que ya intuyo que voy a perder. Muy bonito lo que has escrito. Saludos.