domingo, 5 de octubre de 2008

EL BELLO PATITO

Era aquel patito
feo y desgarbado
muy poco elegante
y desaliñado.
Todos sus vecinos
de él se reían
y con el patito
jugar no querian.
Muy desconsolado
dice a su mamá;
todos me desprecian
no sé qué pensar.
La madre le dice
llena de ternura;
Tu alma es hermosa
no tiene maldad
pero el mundo, hijito,
la apariencia externa
la valora más.

8 comentarios:

Isa dijo...

¡Vaya sorpresa! ¡Qué alegría, Paquita, bienvenida a éste tu grupo! Y lo haces con un poema tierno y requetebonito. Precisamente esta misma tarde estamos intentando quedar para esta semana y vamos a llamarte para decirte día y hora. En cuanto lo sepamos seguro te aviso. Un beso grande y me alegro de encontrarte por aquí.

Anónimo dijo...

¡¡¡Qué bien, Paquita!!!,me encanta encontrarme contigo en nuestro blog. Desde siempre, tuyo también.

Esto se va animando. Poco a poco, esto se va convirtiendo en una gran familia literaria.

Bonito poema.

Un beso enorme, y lo dicho, me alegra mucho que te hayas decidido.

Hasta que nos veamos.

LaRubia dijo...

Paquita... qué dulce tu llegada. Es toque de ternura que te persigue nos asiste.
Bienvenida a este, ahora también tuyo, lugar.

Loli dijo...

¡Que cosa más bonita, Paquita! Es maravilloso tenerte aquí. Me alegro de que por fin te vayas haciendo con el blog. Espero que nos veamos pronto.

beli dijo...

¡¡¡oyeeeeeeeeeeeeeeee, que la anónima soy yo!!!!!!, entré en el curro y no pude acceder con mi identidad verdadera.

Me reitero en lo dicho:
. "mú" bonito
. "ma legro" que estés con
nosotros

UN BESOTE Y UN PALOTE

Gabriel dijo...

¡Pero bueeeeeno! ¡Qué alegrón!
Felicidades, blog, enhorabuena, porque hay que celebrar que otra amiga se siente en esta mesa redonda a charlar y a compartir.
Y, por cierto, con un poema de ternura inmensa.
Besos y bienvenida.

inma dijo...

Coincido con todos Paquita. Enhorabuena por el poema tan hermoso. Ayer precisamente mi hija me preguntó por tí pues es amiga de tu nieta ¡este mundo es un pañuelo! Muchos besos.

lorenzo dijo...

¡Qué arte Paquita! Qué ilusión. No puede uno ausentarse por cosas del bello mundo, porque cuando se llega aquí, se encuentran sorpresas que esperan, con paciencia, ser descubiertas y disfrutadas con ansiedad. Qué alegrón, qué me gusta tu bello patito!