lunes, 6 de octubre de 2008

EDITORIAL OCTUBRE 2008

MUCHO QUE CELEBRAR.

Mochilas, batas, lápices, tizas… Ahora quizá móviles, ordenadores portátiles… pero una mirada de quienes vuelven a verse dice bien claro que lo que se celebra de la vuelta al cole es ver que nuestros amigos también están allí.

Si además se han apuntado a tu clase algunos que sólo podías ver en un recreo de vez en cuando, dejamos de añorar el verano y nos ponemos a contar el futuro con los que saben ayudarnos a construirlo: Los nuestros.

Compartimos y celebramos escribir, que va justo detrás de haber aprendido a leernos, que es escucharnos a distancia y al instante, un poco cosa mágica de los ordenadores. Era nuestro propósito de cada día: Todos dando una puntada de hilo fino, con la satisfacción de haber visto escritos que salen bordados.

Mirar hacia atrás vale para atrevernos a pisar con firmeza: Basta ver cómo se evoluciona, conscientemente, en el estilo. Las frases se agilizan, las ideas se transmiten con más claridad. Se comunican otras inquietudes, gracias a nuestras artistas de la fotografía y la pintura. Nos dejamos ver en las transparencias de muchos poemas… Somos conscientes de exigirnos un esfuerzo más cada vez que celebramos un trabajo en el blog. Y de buscarlo.

Y muchos invitados de lujo, que valoran nuestro trabajo y nos apoyan.

Eso hay que celebrarlo y agradecerlo.

Lo que pasa es que para encender la vela y cantarnos el cumpleaños feliz, de lo anterior vuelvo al párrafo segundo, ese que empieza por “Si además…” Tenemos a Irene, Lorenzo y Paquita, los tres, de nuevo con nosotros.  Con eso sí que encendemos la vela. Ahora sí que está bien justificado el título de este editorial.

7 comentarios:

Isa dijo...

Este editorial sí que te ha salido bordado; bordado con hilo de cariño. Gracias Gabriel por haber dado forma a tu contento, que es a la vez el de todos nosotros. Ahora a celebrarlo.

Loli dijo...

Hablando de hilos, no has dejado un cabo suelto. Editorial más redondo, imposible.

beli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
beli dijo...

Tienes razón, tenemos motivos para celebar, para sentirnos orgullosos, para querer seguir, para darle al mundo todo cuanto llevamos dentro(y como no, a nosotros mismos.

Hoy que el día ha nacido nublado y tendente a llorar, yo sin embargo tengo ganas de reir, de seguir escribiendo y escribiendo, y escribiendo...

Hay que celebrarlo por todo lo alto, a lo grande...

¡Qué hermosa casa estamos construyendo!, donde cobigarnos, donde sentirnos arropados, donde crear sin miedo, libres.

¡¡¡A celebarlo se ha dicho!!!

inma dijo...

¡Qué redondo Gabriel! muy bien expresado ese sentimiento de grupo unido que trabaja junto aunque independiente. Me sumo a la celebración que propones como bienvenida a las nuevas aportaciones.

lorenzo dijo...

Yo también me uno a la celebración. Emocionante editorial, mucha ilusión.

LaRubia dijo...

Amén hermano