martes, 21 de octubre de 2008

la ladrona de libros



Ayer terminé de leer, "La ladrona de libros". LLegó hasta mí a través de mi club de lectura. Teníamos que leerlo para luego comentarlo. En un principio me resultó un libro extraño, diferente.
No conseguía engancharme, pero por otro lado había algo que me hacía continuar, buscar esa tabla a la que asirme cual náufrago. Y allí estaba, Liesel, su protagonista que me tomó de la mano y me fue llevando por la ternura, el inconformismo, el arriesgar la propia vida por la vida del otro.
Me ha enseñado el poder de la palabra, de cómo éstas pueden salvar o hundir el mundo. Ella, una niña abandonada por su madre (ésta era comunista y tal vez acabase en un campo de exterminio), que vio morir a su hermano entre la nieve, que roba su primer libro y queda atrapada por él.
Es un libro que recomiendo. Ves el otro lado del cristal. Aquellos que no creyeron en las palabras de un demente.
Y para originalidad, la narradora de la historia es la tan temida y segura MUERTE.
Espero que disfrutéis tanto como yo .

7 comentarios:

Isa dijo...

Me está apeteciendo leerlo y lo haré pronto, ahora que tú lo tienes tan fresquito, porque compartir las sensaciones de una misma historia con alguien me resulta un enorme gozo y un privilegio. Buenas noches y un beso.

Loli dijo...

Me encanta que hayas hecho la entrada Beli. Enriquece nuestro blog y nos das la oportunidad de acercarnos a un libro del que que he escuchado muy buenas críticas. Tomo nota.

GABI dijo...

Lo apunto a mi lista de libros por leer.

Besitos!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

No lo conocía. Tomo nota de esta recomendación literaria. un beso.

Gabriel dijo...

Me pongo a ello, literalmente: Voy a comprarlo, lo leo y charlamos.
Gracias y besos.

Laura dijo...

Me lo apunto para cuando tenga un rato el próximo verano. Gracias por la recomendación.
Besos.

lorenzo dijo...

Gracias por la madeja de hilos que nos tiendes, Beli. Está muy bien la amenización cultural que haces, junto con otras caza-talentos como Loli o Isa. Sois la caña.
Dan ganas de morder este bombón "robado".