martes, 21 de octubre de 2008

A SALVO

-Mi niña, ¿qué vas a pedirle a los Reyes Magos?
-Unas alas grandes, grandes.
-Los Reyes no traen esas cosas, cariño, porque son peligrosas.
-Mamá, si yo no voy a volar sola; son para volar contigo.

10 comentarios:

Gabriel dijo...

La mejor carta a los Reyes. La más necesaria.
Besos.

Laura dijo...

El caso es emprender el vuelo.
Besos.

Loli dijo...

La niña tiene razón. A mí me las trajeron. Aún sigo volando.

inma dijo...

A mí me las trajeron cierta vez y debí olvidarlas en algún lugar. Si alguien las encuentra, ¡devolvérmelas, por favor!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ole, que niña más lista ;)

besos.

Isa dijo...

Inma, no he encontrado tus alas, pero sí un beso lleno de cariño que te lo envío volando.

Gracias a todos.

lorenzo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lorenzo dijo...

A mí también me las trajeron, pero eran de cartón y, al sudar, se me espojaron. Pero ahora las tengo puestas al sol, para que se sequen.
Las alas de un hijo vienen ya de fábrica al nacer a hombros de su madre. Ahí está la magia, creo yo.
Qué sabe la niña de tu cuento, Isa. Sabe que ícaro es su madre.

beli dijo...

Una niña que desea...
Una niña que cierra sus ojos y sueña...
Una niña... y su inocencia
Una niña que quiere volar ,
sintiendo el calor de su madre

Sonia dijo...

Qué bonito!!.
Pero quería aprovechar este espacio para pediros que visiteis esta página web
www.yosoyantinuclear.org para informaros y participar en la erradicación de las centrales nucleares de nuestro país.
Seguid así.
Besos.