viernes, 21 de noviembre de 2008


portal de la gran via
principio y fin de la batalla
Ante tus ojos me desnudo.
Me deseas.
No es mi cuerpo
ni mi boca,
sino tu fuego
el que te lleva frente a mi.
La noche pinta mi cuerpo.
Crucé los mares
y las tierras.
No te hablo
ni me hablas,
solo un gesto
y ya me vale.
Con un valor establecido,
me desnudo entre portales.
Me recorres con premura.
No sabe a nada
tu boca ansiosa,
y mi cuerpo hace creerte
que eres sol,
que eres mañana.
Me desnudo ante tus ojos.
Todos miran.
Todos callan.
Vistes de nuevo tu daga.
Fin de la batalla.

6 comentarios:

Gabriel dijo...

Una belleza demoledora. Extraordinaria.
Felicidades.
Un beso y muchas gracias.

lola dijo...

Beli! me ha conmocionado tu poema de hoy..espero impaciente el de mañana que alimentara mis sueños.Buenas noches flor

Isa dijo...

Arrolladores versos que me han arrastrado de principio a fin de tu pirueta, y me han dejado el vértigo de saberme espectadora de algo maravilloso. Precioso, amiga. También yo te doy las gracias.

Loli dijo...

La verdad es que el viaje te ha inspirado, compi. No solo la foto tiene una belleza espectacular sino que has partido de un lugar tan emblemático de Madrid para que asistamos a la batalla del amor.

Laura dijo...

"Vistes de nuevo tu daga". Me ha gustado mucho el poema, y la foto.
Besos.

Anónimo dijo...

Hermanita, no sé si han entendido bien tu poema o yo no entiendo lo q ellos ven, que también puede ser. Claro q yo cuento con una gran ventaja, estaba cuando hiciste la foto y sé a q t refieres. De todas formas, maravilloso incluso con la tristeza e incluso desesperación q hay debajo
Muas!!!!!!!!!!