sábado, 29 de marzo de 2008

A PROPÓSITO DE UN CARTEL

Abril. Arte, feria, vuelo de volantes, azahar, vida. ¿Muerte? Sí, muerte a diario, con cita previa, cada tarde, a las cinco.

Banderilla y capote; pasodoble y clavel. Todo un ritual (no quiero olvidar las tremendas heridas de quien no está en el ruedo por haberlo elegido. Tampoco me olvido del transporte en cajones de chapa a cincuenta grados o más, kilómetros y kilómetros, durante las corridas de verano).

Espectáculo de sufrimiento que provoca en quien observa, admiración, ovación y divertimento.

Dos mil ocho. No atino a comprender qué ocurre en el cerebro de tanto intelectual aficionado a una “Fiesta Nacional” que a mí me provoca vergüenza. Creo que no hace falta que explique todos los motivos que me llevan a ese sentimiento de absoluto rechazo. ¿Por qué se ponen en tela de juicio las (para mí) aberrantes peleas de perros, ilegales, por cierto, y yo voy a morirme sin ver el fin de esta “cultura”nuestra? Quizá sea cuestión sólo de tiempo, para que surja una tradición y se pague, por ejemplo, para asistir a la “espectacular experiencia” de ver cómo dos animales se descarnan mutuamente, con el consentimiento de una gran mayoría que aplaude.

Y este año, para colmo, un cartel que, a la altura de la agresividad que todos respiramos, muestra a un toro atravesado literalmente. ¿Le parecerá poco al pintor y querrá más? No sé qué pensarán los aficionados. Yo tengo que decir que, cuanto menos, resulta a la vista, estéticamente incorrecto.



9 comentarios:

beli dijo...

He visto el cartel, y la primera vez no supe bien si era una crítica o un engradecimiento de algo. A mí, no me gustan las corridas de toros, no las entiendo, no sé qué de espectáculo hay en ello. Pero ahí está, nuestra fiesta nacional, aunque para mí, no es fiesta(¿se celebra tal vez la muerte de un animal,humano o no?).Buen comentario y está servida la discusión,. ¡¡¡A ver quién da más!!!

Gabriel dijo...

Isa, llevo años siguiendo a Manuel Vincent: Cuando llega su alegato primaveral contra la tortura festiva de los toros.
Ahora te seguiré a ti. Te espero, juntos contra la barbarie, cada abril. Poco más o menos.
C2O.

P.S. Siiiii, efectivamente, si se tratara de un amigo, en lugar de una amiga, acabaría el texto poniendo C2C. Listos, que sois unos listos.

Loli dijo...

Me ha encantado tu alegato, Isa. Para mí es fácil decirlo porque no me gustan los toros. He visto el cartel y creo que el artista ha hecho una simplificación de la fiesta, pues el toro parece formar parte de una banderilla (de las que se comen). La verdad es que resulta un poco ridículo y no sé cómo le han admitido esa imagen, con lo suyos que son los aficionados. Sé que es lo de siempre pero eso de matar a un animal poco a poco usando todo tipo de útiles y artes no lo entiendo. Ya sé que mueren muchos animales cada día para nuestro uso y consumo pero no creo que haya que recrearse en ello. Esto me ha dado una idea para algo que voy a colgar. A ver si lo hago esta tarde.

Isa dijo...

Gracias, compañeros, por vuestras opiniones. Yo he crecido con el toreo. Mi padre lleva siendo alrededor de veinticinco años el jefe de toriles la plaza de mi ciudad. La comunión de mi hermana se celebró en esa plaza de toros y jamás he logrado entender nada de este repudiable espectáculo.

Isa dijo...

Por cierto, ha sido mi padre quien sin saberlo ha hecho que yo escribiese esta crítica. Indignado, el viernes me mostró el cartel.

montetres dijo...

Precioso texto, al igual q tu y espero q muchisima gente en este mundo cruel luchemos x acabar x esta verguenza nacional.

Isa dijo...

Montetres, agradezco tu respaldo a mi espíritu de repulsa. Ojalá fuesemos, en no mucho tiempo, una mayoría, pero el dinero tiene más poder que incluso el "arte".

elenka dijo...

Ayer me decian frases como estas comentando tu relato: "si existe el toro de lidia es porque feria tras feria, año tras año sale a morir a en un ruedo, de lo contrario este ejemplar tan precioso se extinguiría..", "Viven como reyes, pastando en la dehesa,los tienen entre algodones, viven como nadie, su sufrimiento es de tan solo diez minutos.." Qué os parece?? Yo verdaderamente no entiendo que álguien que dice sentir amor por los animales diga semenjantes barbaridades.El cartel, de tan mal gusto como estas frases (y algunas más que no menciono por no extenderme demasiado). Ojalá algún día se visiten las plazas de toros como hoy podemos visitar los coliseos. Besos

Isa dijo...

No voy a decirte yo dónde tienen la sensibilidad los que hacen ese tipo de afirmaciones. Muchas canalladas se visten de tradición en uno y otro lugar; de festejo, arrojando a cabras desde los campanarios;y también de luces. No sé si sabréis de esa otra fiesta en la que colocan a los toros, como unas bengalas en los cuernos, hasta morir. Cuando pienso en todo esto, me dan ganas de dimitir, de darme de baja como ser humano. Somos perversos y canallas. y lo peor de todo es que no tenemos derecho a hacer tanto daño.