domingo, 14 de septiembre de 2008

MICRORRELEVO 5

COMPAÑERO DE PISO
Justo antes de salir a dar nuestro primer paseo
, desapareció. Lo busqué por todas partes. Si cabía en la palma de mi mano también podía meterse en el bolsillo de una chaqueta, en una caja de zapatos o en un frutero. Cuando lo encontré ya era demasiado tarde, así que decidí intentarlo al día siguiente. Pero también ocurrió lo mismo: volvió a esconderse. Y así sucedió un día, y otro. Me dijeron que era una mascota bastante casera pero no creí que lo fuera tanto. Llegué a la conclusión de aprovechar su lado hogareño y le enseñé pequeñas normas de convivencia con el fin de que en algún momento atendiera a salir conmigo.

Llevamos un mes conviviendo juntos y ya ha aprendido a utilizar el wáter, lavarse los dientes, coger el bote de comida que le toca cada día y, hasta de vez en cuando, se desliza por el suelo del salón sobre una toalla y le saca brillo. Ahora está jugando con la Nintendo. Le compré el juego ese de las mascotas, y le encanta. No tengo prisa por salir a dar un paseo con él. Sabe perfectamente donde están las llaves de casa. Así que, cuando quiera, que me saque a dar una vuelta.

5 comentarios:

Isa dijo...

Una criatura bastante especial, si señora; especial hasta el punto de adaptarse a las nuevas tecnologías.
Me encanta el aire que le has dado; es un toque de humor de estos a los que yo llamo, "como sin querer queriendo". Una forma inocente y pícara a la vez de contar algo. Me gusta. Ahora creo que le toca a Beli.

Gabriel dijo...

Es una salida encantadora con un principio que no era fácil.
Me gusta el ritmo y me gusta que lo que cuentas sea denso desde el principio. El toque de humor es elegante y continuo, la sonrisa acude para quedarse.
La elegante, pero paciente resignación y espera para pasear que culmina, lo hace encajando como un guante.
Besos.

beli dijo...

Me ha hecho sonreir...es genial como pareciendo que va a conseguir su objetivo: sacarle de casa, todo se modifica y reajusta y es en el tejado de la pequeña mascota donde queda la pelota.
Sin duda, me quedo con el pre-final " sabe perfectamente donde están las llaves de casa".
Bueno, pues ahora me toca a mí...¡¡¡a ver cómo salgo de ésta, porque la frasesita se las trae!!!, èro...la aventura es la aventura y el reto es el reto.

inma dijo...

Isa, ¿No te preguntas que clase de mascota es esa?
Me gusta tu narración Loli, tiene chispa, humor y su poco de intriga.

Isa dijo...

Sí, Inma. Me pregunté qué clase de mascota sería y me contesté, más bien el microrrelato me contestó que era una criatura especial, fantástica. Aunque en realidad desde el principio prácticamente queda claro.