lunes, 15 de septiembre de 2008

el baúl


Levante la tapa del baúl que está en la pequeña habitación del fondo. Allí dejé el diábolo, el yo-yo, la pelota medio desinflada... Lo cerré pero no eché la llave. Solo me quedé con tu fotografia. Mañana la guardaré sin mirarla.Esta noche, me perderé en tus ojos, como antes, como ayer. Enseñaré a mis ojos que a partir de mañana, no habrá fotografías que mirar. Solo un baúl que tiene la llave echada.

3 comentarios:

Isa dijo...

Me hace suspirar al acabar de leerlo; y es que llegas con él a tocar el alma. Si es mejor echar la llave, entonces hay que echarla pronto, "...a partir de mañana..."; pero hoy "me perderé en tus ojos", por si, perdiéndome, el mañana llega de otra forma y no tengo que abrir el baúl y cerrarlo para siempre. Precioso relato.

Loli dijo...

Te animo a que continúes con esta camino que has descubierto. A mí me encanta. Estos relatos breves tienen mucho de poesía, como no podía ser de otra forma tratándose de ti.

Félix dijo...

Muy visual. La imagen del mañana sin fotografías es perfecta; la del baúl cerrado, también.